La cárcel abandonada de las mil cautivas 

De nuevo en esta entrega volvemos a adentrarnos en un lugar cargado de dolor y desesperación. Si en el reportaje número 36 investigamos un viejo presidio franquista, donde las pruebas como el testimonio del sensitivo que nos acompañó confirmaron que quedaban entidades en el lugar, en esta ocasión abordamos otro penal relacionado con la guerra civil. Aunque a diferencia del anterior, este fue administrado por el gobierno republicano y su finalidad era albergar a mujeres, en su mayoría, procedentes de Madrid. Que a nadie engañe lo que queda de este enclave, el lugar fue importante y de gran tamaño, llegando a albergar un millar de mujeres en plena guerra civil.

Todos conocemos la crueldad de la contienda, tanto en primera línea como en retaguardia. Y este tipo de cárceles no son una excepción. Al contrario, en muchos casos fueron mucho peor. A parte del hambre, el frío, las enfermedades y el cansancio que padecieron los presos, las palizas, abusos, torturas e incluso muertes violentas, se dieron en este tipo de penales.

Han pasado más de 80 años y, sin embargo, un aura sigue envolviendo estos enclaves, impregnando sus muros. Como si en algún lugar paralelo a nuestro mundo siguiesen las entidades protagonistas, desesperadas por clamar justicia, por contar sus historias. Historias que han sido olvidadas en el tiempo para siempre. O quizá no todas. ¿Quieres conocer que evidencias hemos obtenido?

Sed bienvenidos al otro lado. Esto es…

Grupo Zero Investigación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.