El caso de Anabel López (Cuarto Milenio): La casa de las apariciones

¿Cómo afectan los fenómenos paranormales cuando se entrometen en la vida tranquila de una familia? Una casa encantada en un pequeño pueblo de España se convirtió en el foco de atención de los amantes de lo extraño cuando Anabel López contactó con el programa Cuarto Milenio para que abordaran su caso y éstos, se desplazaron hasta la casa. Les acompañó Aldo Linares, uno de los médiums con quien suelen colaborar y pronto manifestaría lo que era capaz de percibir. Visiones, ruidos y sensaciones extrañas constantes en la casa, han hecho que finalmente hayan decidido abandonarla. Grupo Zero Investigación ha sido testigo de estos fenómenos. 

Reportaje de la investigación paranormal en la casa de Anabel López

¿CÓMO SE DAN INICIO LOS FENÓMENOS PARANORMALES?

Tras conocerse el caso por haberse emitido en Cuarto Milenio, el programa radiofónico El Sueño de Andrómeda se desplazó posteriormente a la casa tras emitir una entrevista realizada a Anabel. El programa, dirigido por Rafa González, invitó a Grupo Zero Investigación, y yo (Iván) acudí en representación del grupo. Durante esa jornada fuimos testigos de fenómenos que no hemos podido explicar. De cómo un pesado bloque de mármol que hacía de improvisado escalón sonaba al ser pisado por algo o alguien incorpóreo, pues en la planta superior no había absolutamente nadie y es imposible que se moviese sin ser pisado. Pero el fenómeno que marcó la jornada fue cuando a Ana Mendoza, colaboradora del programa El sueño de Andrómeda y administradora del blog Crónicas de la calle Morgue sintió claramente como le cogían de un mechón de pelo y le daban un tirón.

Todo comienza cuando Anabel y su familia deciden mudarse a esta antigua propiedad familiar de su marido. El primer fenómeno que presencia es una niña que la observa en silencio desde el descansillo. Su susto es tremendo. Poco a poco los fenómenos se vuelven una constante. 

Según cuenta Anabel, en esta casa parece desarrollar capacidad de ver a las entidades que por allí se mueven. Estos hechos comienzan a afectarle en su día a día, pues nadie cree la situación tan cruda que está viviendo, incluso esto le genera constante discusiones con su marido al abordar el tema. Sombras gigantescas que se mueven por el descansillo, apariciones a pie de cama, agresiones, incluso un hombre anciano se le materializa con frecuencia en los escalones de la primera planta. No le pone nombre hasta que ve una foto de dicho anciano: se trata de Felipe, el abuelo de su marido. 

Por suerte, esta entidad acaba interactuando con ella y mostrando que no trae malas intenciones. Pero parece que allí hay una entidad realmente oscura que ha protagonizado la mayoría de agresiones y noches en vela de Anabel. Esta se ubica en la habitación más alejada del piso superior, y según nos cuenta nuestra protagonista, responde al nombre de Carlos. Alto, vistiendo de traje, de cara afilada y calvo, esa es la descripción que ella nos da. El motivo por el que está ligado a la casa no nos lo quiere decir. Pero la cuestión es que le ha atormentado la vida durante el tiempo que allí estuvo viviendo. Él fue el motivo por el que la familia tuvo que abandonar la vivienda. 

Agresiones, insultos, apariciones en el dormitorio, golpes en la cama, esta supuesta entidad parece tener una fuerte fijación por Anabel. Le pide que cumpla por él una promesa para poder trascender. Esta entidad consigue que Hilario, el marido de Anabel, la crea. En una ocasión, estando en la cocina, le llega a susurrar en el oído intentando imitar la voz de Anabel, profiriendo un grotesco “cariño”. Al final, Hilario comprende que lo que dice Anabel es cierto y no está loca. Durante el periodo que estuvieron allí viviendo logró obtener gran cantidad de fotos con anomalías realmente curiosas y que en el reportaje os mostramos. Destacamos la de una extraña mujer reflejada en el espejo y que segundos antes no aparece por ningún lado.

Tras muchas noches en vela, sufriendo auténtico pavor a quedarse a solas en el domicilio, Anabel y su familia abandonaron la casa. Le ha costado mucho tiempo tratar el tema con naturalidad y superarlo, hasta tal punto de colaborar con nosotros. Y es que, tras la investigación con El sueño de Andrómeda, Grupo Zero Investigación fue invitado a volver, y aquí os traemos los resultados. Creednos si os decimos que no os dejará indiferentes.

Sed bienvenidos al otro lado. Esto es… Grupo Zero Investigación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *