Historia y leyenda del castillo de Belmonte: una noche de terror

Casos paranormales en España famosos hay unos cuantos… y hemos tenido la oportunidad de acudir con nuestra spirit box a decenas de ellos. El castillo de Belmonte es conocido por sus batallas medievales, sus noches de Halloween y las recreaciones históricas. Desde la inquisición hasta nuestros días, este impresionante enclave recoge hechos históricos difíciles de ignorar. Con una historia a sus espaldas espectacular a lo largo de los siglos, hemos creído que parte de ella todavía podría haber quedado impregnada entre sus muros. Os contamos quién construyó el castillo y a quién pertenece, pero sobre todo… queremos que nos acompañéis en esta investigación paranormal.

Investigación paranormal llevada a cabo por nuestro equipo en el castillo de Belmonte

Tiempo atrás ya realizamos una de nuestras investigaciones en otro castillo que no nos dejó indiferente, el castillo de Mora de Rubielos. Una edificación que, como es evidente, también cuenta con muchísima historia. A todos nos gusta, en especial a nosotros, las investigaciones en lugares en los que se presupone que tienen cierto potencial, como son los hospitales, psiquiátricos e incluso cementerios, pues por motivos obvios damos por sentado que allí se captan mejores resultados. Sin embargo, castillos como el citado son menos populares dentro del mundo de la investigación paranormal y en ocasiones quedan relegados casi a un segundo plano.

Es cierto que a simple vista no tienen un aura tan siniestra como los anteriores pero todo cambia cuando una noche quedas absolutamente solo rodeado del silencio absoluto, escuchando el eco que dan los pasos que retumban en las toscas paredes. 

Estos enclaves cuentan, inevitablemente, con tantos siglos de historia que su potencial tiene poco que envidiar. Cierto es que en los hospitales y psiquiátricos cuentan con historias de dolor y muerte en un pasado cercano, al contrario que los castillos, que salvo usos recientes su historia se aleja en siglos, y la impregnación y fenomenología tienden a diluirse con el paso de tanto tiempo. Pero como los fenómenos inexplicables son eso, inexplicables, obedecen un orden y pautas completamente desconocidas a día de hoy. Y muchas veces rompen los pronósticos. La investigación en el castillo de Mora de Rubielos fue una de esas que rompen los cánones preestablecidos al obtener evidencias que no nos dejaron indiferentes. El castillo de Belmonte presenta unas características similares al anterior, pero en esta ocasión contamos con un aliciente más: ya existen inquietantes reportes de fenomenología. 

Al ser conocedores de este hecho nos ha resultado imposible mirar hacia otro lado, pero antes de entrar en esta materia, conozcamos un poco mejor qué historias se recogen a lo largo de los siglos de existencia que tiene esta fortaleza.

LA HISTORIA DEL CASTILLO DE BELMONTE: DE LA INQUISICIÓN A NOCHES DE TERROR EN HALLOWEEN

Son varias las etapas por las que el castillo ha pasado a lo largo de los siglos: fortaleza medieval, uso como monasterio, importante papel en diferentes contiendas como las guerras carlistas y la guerra civil y cárcel de la zona en diversas ocasiones. Esta imponente construcción se encuentra en el precioso municipio de Belmonte, en la provincia de Cuenca. Su construcción se inicia algo tardía, en pleno siglo XV, por orden de Don Juan Pacheco, primer marqués de Villena, durante una etapa convulsa de luchas internas en el reino de Castilla. 

En 1467 el castillo inacabado es cedido a su hijo Diego Lopéz Pacheco Portocarrer, pero este pierde la propiedad al apoyar a la hija de Enrique IV, Juana la Beltraneja, contra Isabel la Católica en la guerra civil de Castilla. Poco después, la ya reina Isabel la Católica le devolvió sus propiedades. En siglos posteriores tendríamos la guerra de sucesión española, donde Belmonte y su castillo se convierte en un baluarte estratégico de Felipe V, ya que los descendientes del marqués de Villena apoyan su causa. 

Hacemos un salto en el tiempo, esta vez al siglo XIX, en plena guerra contra la invasión napoleónica. Por lo visto, el castillo es usado como presidio por parte del ejército francés. En la localidad es capturado y encerrado en el castillo el famoso guerrillero Francisco Sánchez Fernández, conocido popularmente con el sobrenombre de “El tío Camuñas”. Tales fueron sus hazañas contra el ejército invasor que, a día de hoy, en España, aún se emplea la expresión “que viene el tío Camuñas”, así como otras variantes que sirven para asustar a los niños que se portan mal. Fue fusilado por los franceses en la muralla del castillo el 13 de noviembre de 1811.

Durante este mismo siglo, la heredera del castillo, Eugenia de Montijo, la esposa del mismísimo emperador francés Napoleón III, ordena remodelar la construcción. La vida de esta emperatriz está plagada de tragos amargos, como la atroz muerte de su único hijo Napoleón Eugenio Luis Bonaparte. Este se unió como oficial de artillería a las tropas británicas que marchaban a Sudáfrica, encontrando allí la muerte lanceado por zulúes en una emboscada el 1 de junio de 1879. Durante un breve espacio de tiempo el castillo es habitado por una comunidad de dominicos franceses, unos 25 aproximadamente, que lo adecúan como monasterio.  Entre sus residentes cabe destacar la figura del padre Marie-Joseph Lagrange.

Dando un salto más adelante en el tiempo y situándonos en la guerra civil española, la fortificación pasa a convertirse en cuartel y posteriormente siguió con el papel de cárcel para el partido judicial de Belmonte. Tiempos después, lo haría como academia de rurales <<Onésimo Redondo>> para mandos del frente de juventudes. Tras esto el abandono se apoderó de la construcción hasta que fue rehabilitado a lo que hoy conocemos. 

REPORTES DE FENOMENOLOGÍA PARANORMAL

Lo que hemos contado de la historia del Castillo es un muy breve resumen de todo lo que allí se ha acumulado a lo largo de los siglos. Con esta riqueza histórica no nos sorprende que existan reportes de fenomenología paranormal. Y no son pocos. El castillo de Belmonte aparece en la aclamada película “El Cid” protagonizada por Charlton Heston y Sofía Loren. Se dice que durante el rodaje el propio Charlton Heston quedó paralizado ante la visión de una dama que se asomaba en lo alto de la torre del homenaje, figura la cual fue atribuida a la mismísima Eugenia de Montijo, fallecida medio siglo antes. 

También contamos con otros testimonios más actuales y de primera mano. Allí, las trabajadores que se encargan del cuidado y mantenimiento del castillo también contaron algunos sucesos extraños de los que habían sido testigos. Uno de estos hechos ocurre en la torre del homenaje, lugar donde parece ser se recluyó a reos en algún periodo indeterminado de la historia, y que es testigo de reportes de fenomenología paranormal a día de hoy. Según cuenta la empleada, ésta accedió en total soledad a la torre por el complicado acceso dispuesta a realizar tareas de mantenimiento. Por simple curiosidad se acercó al ventanal de la sala para observar el paisaje. Fue en ese instante cuando sintió como una mano invisible la agarraba por el hombro. Tal fue su pánico que salió corriendo del lugar ascendiendo la angosta escalinata que conduce a la parte superior de la torre para luego bajar una interminable y estrecha escalera de caracol a toda prisa con el peligro que esto implica.

El segundo y sorprendente hecho acontece en el dormitorio de Eugenia de Montijo. Una familia de tantas que visita el lugar se alarmó al ver como algo invisible elevaba y sostenía en la nada un mechón de pelo de una de sus hijas ante la atónita mirada de todos los presentes. Cabe decir que la familia abandonó el dormitorio a toda prisa y completamente asustados. 

Tras conocer todo lo que os hemos contado a lo largo de este artículo, decidimos iniciar una serie de gestiones para obtener el permiso pertinente y poder pasar una noche completa en el interior del castillo. Al cargo de nuestra seguridad queda Antonio, un vecino de la localidad que ayuda en las tareas del actual museo. Pero ocurre algo, y es que cuando llega con su vehículo a la entrada del castillo, una extraña sensación que nunca antes ha sentido se apodera él, negándose a entrar y quedándose en el coche en los exteriores, así que no nos queda más remedio que entrar nosotros tres solos.

Os dejamos un breve reportaje fotográfico para que podáis ver también el castillo por dentro. Acompañadnos en esta misteriosa noche y recorrer junto a nosotros todos los rincones de este imponente castillo, descubriendo sus secretos.

EL CASTILLO DE BELMONTE POR DENTRO: FOTOS DE SU INTERIOR

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *