Sanatorio de Sierra Espuña: antiguo hospital de tuberculosos

Uno de los enclaves más conocidos de la geografía española es el sanatorio abandonado de Murcia y los fenómenos paranormales que allí, se cuenta qué ocurrieron. El sanatorio de Sierra Espuña se encuentra totalmente abandonado y en ruinas a causa del paso del tiempo y del vandalismo que ha sufrido. Este mítico lugar dentro del mundo del misterio no podía faltar, por ello, nos trasladamos hasta allí con nuestro equipo para realizar nuestra propia investigación paranormal. Sed bienvenidos al otro lado.

Reportaje de la investigación paranormal en el viejo sanatorio antituberculoso de Sierra Espuña

Investigación en el Sanatorio de Sierra Espuña

Si hay enclaves que llaman poderosamente la atención a los investigadores, esos son sin duda los hospitales abandonados. En España son varios los que han quedado en el olvido tras el paso de los años y que sus paredes han quedado impregnadas de historias verdaderamente inquietantes y dolorosas. Sierra Espuña no podía faltar como enclave a visitar e investigar. Grupo Zero Investigación quería saber de primera mano si las historias que se cuentan del lugar son ciertas y tratar de obtener algún resultado con nuestro equipo de investigación paranormal para así compartirlo con todos los que amamos el misterio.

Los sanatorios antituberculosos son enclaves abundantes en nuestro país y, desde la perspectiva del investigador, estas localizaciones dan muy buenos resultados. Esto puede deberse a causa de su carácter de sanatorio, por el sufrimiento allí ocurrido durante años y las muertes que desgraciadamente acontecieron, o cualquier otra explicación que escapa a nuestro entendimiento. Si hablamos de sanatorios contra la tuberculosis en España, del cual podemos afirmar y sin temor a equivocarnos que se trata de uno de los más potentes de nuestro país en cuanto a fenomenología paranormal es, sin lugar a dudas, el sanatorio de Sierra Espuña.

La historia del sanatorio de Sierra Espuña

La tuberculosis azotó España de forma preocupante durante varios años del siglo XX, hecho que llevó a la construcción de hospitales para el tratamiento de la enfermedad, así como el acondicionamiento de otros muchos para tratar de cuidar a los pacientes enfermos. 

En la majestuosa sierra de Murcia, entre el espesor del bosque, se alzó un edificio imponente que terminaría recogiendo algunas de las historias más estremecedoras y experiencias paranormales de entre todos los enclaves que albergan su parte de misterio. 

En el año 1913 se inicia la construcción del sanatorio. Cuando ya por aquel entonces la tuberculosis estaba causando estragos en la población a causa de la rapidez con la que se contagiaba. El motivo principal por el que el hospital se construye en medio de la sierra y alejado totalmente de la urbe es, básicamente, para evitar la propagación de la enfermedad entre la población sana, así como mejorar la calidad de vida de quienes ya estaban enfermos respirando el aire más puro posible. 

Los propios vecinos de la zona fueron partícipes en la construcción de este sanatorio durante los meses de verano, mientras que en invierno se dedicaban a recaudar fondos. Y es que, durante los primeros años de iniciativa no existía respaldo del Estado que amparase la construcción. No fue hasta 1931 que pasó a manos de éste, acelerando el proceso y acabando la obra definitivamente tres años después, en 1934. 

El sanatorio contaba con 200 camas y unos 50 empleados aproximadamente. En la planta superior residían los enfermos más graves o que necesitaban de cuidados especiales. En la planta baja, por el contrario, se ubicaba a los enfermos más leves. Estos cuales hacían una vida más o menos normal, paseando por la sierra o siendo visitados por sus familiares. Desgraciadamente, la mayoría de estos pacientes acababan empeorando y siendo subidos a la planta superior, muriendo tras una lenta agonía.

Vida y muerte en el sanatorio

Según se cuenta, el sepulturero subía al sanatorio una vez por semana por el escarpado camino para recoger los cadáveres y llevarlos al cementerio. En alguna que otra ocasión el hombre se llevó un tremendo sobresalto al ver como la tapa del ataúd se abría y emergía el supuesto fallecido. Al parecer hubieron casos donde dieron por muertos a pacientes que no lo estaban, o al menos eso es lo que narran las historias del lugar. 

Con el transcurso de los años se añadieron anexos como la casa del conserje, el depósito de cadáveres y un velatorio, entre otros añadidos más. El sanatorio también llegó a ser ambulatorio para las localidades cercanas a la vez que cumplía su función para tratar la tuberculosis. Con el descubrimiento de la  estreptomicina en 1949 la enfermedad descendió en su mortalidad y los enfermos comenzaron a abandonar el sanatorio. El sanatorio de Sierra Espuña fue dejando de cumplir su función y cada vez eran menos los enfermos aquejados de este mal, despoblándose el centro prácticamente. 

Desconocemos la fecha, pero el sanatorio fue reconvertido en orfanato, no obstante, debido a que los costes de manutención eran altos, en 1962 se echa el cierre completo. Las instalaciones permanecen cerradas hasta 1980 cuando el gobierno regional toma la decisión convertirlo en un albergue juvenil. 

El presupuesto sólo da para rehabilitar el ala izquierda, quedando el resto del antiguo sanatorio cerrado por completo y manteniendo su aspecto original. El albergue no tuvo aceptación y la poca afluencia de jóvenes que tuvo el centro coinciden en lo mismo: el antiguo sanatorio era siniestro e infundía miedo. Existen testimonios de jóvenes que lograron entrar en la zona antigua del antiguo sanatorio y, según cuentan, fueron testigos de fenómenos imposibles. 

En 1995 el edificio se cierra definitivamente, pero permanece con seguridad privada durante 2 años. Es aquí cuando comienza oficialmente su fama como lugar encantado.

Fenómenos paranormales en el sanatorio antituberculoso de Sierra Espuña

Pasos. Voces. Murmullos. Sensación de que te persiguen por los infinitos corredores… trabajadores que rehúsan seguir trabajando allí y los valientes que continúan afirman escuchar susurros en estancias que debían estar completamente vacías. Alegan sentirse perseguidos por los pasillos durante sus guardias nocturnas y de sentirse observados…  

Los dos platos fuertes vienen cuando el lugar se queda sin vigilancia a merced de todo el mundo. Una neblina grisácea con silueta de mujer vaga eternamente por el corredor. Perdida, atrapada en el tiempo y yendo hacia ninguna parte. Un joven Boy Scout que afirma haber sido testigo de ello en la primera planta del inmenso sanatorio. Viéndola de frente y sintiéndose inundado por un profundo malestar mientras era testigo de cómo aquel espectro se acercaba hacia él hasta evaporarse a escasos cinco metros de él. 

Militares y una aparición en el sanatorio

Pero el testimonio más potente es el recogido a unos militares. Una impactante historia que ha terminado convirtiéndose en la más conocida de las que giran alrededor de la leyenda del sanatorio de Sierra Espuña. Una pequeña patrulla que se encontraba de maniobras decidió buscar cobijo en el antiguo sanatorio, sin saber que iban a ser testigos de una de las experiencias paranormales más fuertes de su vida. 

Los soldados decidieron ubicarse en una habitación de la primera planta. Mientras dormían, el encargado de realizar la guardia en ese momento observó algo que le haría descargar el cargador el arma que portaba consigo durante aquella imaginaria improvisada en el hospital abandonado. Apuntó con el fusil y abrió fuego contra una niebla traslúcida con forma de mujer que se encontraba a escasos metros del soldado. La ráfaga de balas traspasó como si nada aquella extraña figura y acto seguido se disipó frente a los perplejos ojos del militar. 

El grupo de soldados abandonaron el lugar a toda prisa, dejando incluso sus pertenencias allí abandonadas. No sería hasta el día siguiente cuando volverían a recoger lo que allí dejaron a su suerte. Sin embargo, no volverían solos, y es que esta vez les acompañó otros compañeros, policías y los propios forestales. 

Pero, ¿qué hay verdad hay en todo esto? ¿Quién es la famosa dama y por qué aparece? ¿Es cierta toda esta fenomenología paranormal que se atribuye al lugar? ¿Merece Sierra Espuña considerarse el enclave más potente de nuestro país? 

Muchos son los grupos que se han desplazado y se siguen desplazando sobre el terreno. Pero Grupo Zero Investigación ha querido comprobar de primera mano todo esto, adentrándose en los pasillos del sanatorio. Acompañadnos a vivir la experiencia con nosotros. Sed bienvenidos al otro lado. Esto es… Grupo Zero Investigación.

Archivo histórico de fotografías del sanatorio de Sierra Espuña

A continuación os dejamos una recopilación de imágenes antiguas.


Si te ha gustado, te invitamos a que te pases por este otro artículo donde te contamos la investigación realizada en el preventorio de Aguas de Busot:


Fuentes consultadas:

https://www.laopiniondemurcia.es/blogs/murcia-oculta/el-hospital-maldito…

https://es.wikipedia.org/wiki/Antiguo_Sanatorio_de_Tuberculosos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *