“Las Vaquerizas”: el triple crimen en una masía de Benifallim

“Las Vaquerizas”, una masía donde se produjo el triple crimen de Benifallim en 1999. Cuando un ser humano muere de forma violenta, ¿cómo se comporta el alma? ¿queda atrapada en el lugar o, por el contrario, vuelve a un punto conocido para vagar sin rumbo, lamentando una y otra vez su triste final?

De lo que no cabe duda es que el impacto de la negatividad en el lugar es brutal. Se queda impregnado durante mucho tiempo de un aura malévola que hasta se puede respirar en el ambiente. Y más aún queda cargado si en vez de una son tres muertes violentas. Por desgracia, hay individuos carentes de sentimientos que pueden segar una o más vidas sin apenas inmutarse. Y menos arrepentirse. En este artículo y reportaje para YouTube, revivamos los hechos de aquel trágico suceso.

Primera parte de la investigación realizada en la finca
Segunda parte de la investigación realizada en la finca

El triple crimen de Benifallim, en “Las Vaquerizas”

Elvira Monllor, la primera víctima

El que más tarde sería juzgado por los crímenes, Francisco Gómez, se encontraba por la masía “Las Vaquerizas”, terreno perteneciente a una señora que en más de una ocasión le había dado trabajo en sus tierras. Esta mujer, de 54 años, de nombre Elvira Monllor, también se encontraba en sus terrenos, cerca de la masía la cual era dueña. El destino quiso que se topará con el que iba a ser su asesino.

Elvira encontró a Francisco orinando en su finca, hecho que le molestó y recrimino agitadamente. Esa simple chispa fue suficiente para desencadenar la hecatombe. La discusión subió de tono y, tras un forcejeo, el joven cogió un apero de labranza. Después, golpeó brutalmente a la mujer hasta que cayó desplomada en el suelo. Pero parece no fue suficiente, pues se ensañó golpeándole la cabeza repetidas veces.

Propiedad de la dueña de las vaquerizas
Propiedad de la dueña de las vaquerizas

Las siguientes víctimas del crimen de Benifallim: Rigoberto y Francisco Miró

Por las inmediaciones se encontraba trabajando un empleado de la finca, de nombre Rigoberto. Tras escuchar la violenta discusión y los gritos desesperados de la dueña, dejó rápidamente sus tareas. Corrió raudo al lugar de los hechos y entró, sin pensar, al interior de la casa. Allí se encontraba el asesino. Le estaba acechando en la oscuridad, para sorprenderle súbitamente y repitir la misma acción con brutal saña.

Con los dos cuerpos maniatados en el suelo decidió arrastrarlos a una de las cuadras. Es en ese justo momento cuando entra en escena un nuevo personaje. Se trata del tío de la dueña de la finca, Francisco Miró, un anciano de 75 años que solía visitar a su sobrina con frecuencia. El desenlace es obvio. Debido a su avanzada edad, y aunque lo intenta en un breve forcejeo, el anciano apenas pudo plantar cara al joven asesino y acabó siendo la tercera víctima de su ira homicida. Lo que ocurrió a continuación está lleno de lagunas. Después de esto, toda la masía fue devorada por el fuego, incluyendo la cuadra con los cadáveres.

Por sorprendente que parezca, jamás se pudo aclarar cómo se inició el fuego. Sin embargo, el asesino admitió los crímenes, aunque nunca reconoció ser el autor del incendio. El porqué lo hizo también sigue siendo un misterio. Hay pistas que apuntan a que el móvil pudo ser económico, pues había rumores de que la mujer guardaba en una de sus propiedades más de 400 millones de las antiguas pesetas.

Interior de la casa de Elvira Monllor
Interior casa de Elvira Monllor

Investigación paranormal en “Las Vaquerizas” (crimen de Benifallim)

Si bien estos hechos ocurrieron en una masía muy cercana a la casa que hoy investigamos, esta vivienda también era pertenencia de la mujer asesinada. Por ello hemos querido abordar el caso en dos investigaciones y, por lo tanto, en dos partes.

La primera, que realizamos en dicha propiedad y la segunda realizada en la masía que fue testigo de los horrendos asesinatos. En la primera parte nos centraremos en conocer si es posible que las entidades vuelvan a los lugares que habitaban en vida o por el contrario quedan atrapados en el lugar donde encontraron su trágico final.

Sed bienvenidos al otro lado. Esto es… Grupo Zero Investigación.


Si te ha gustado, te invitamos a que te pases por este otro artículo donde te contamos la investigación realizada en el camping de los Alfaques:


Fuentes consultadas:

https://elpais.com/diario/2004/02/24/cvalenciana/1077653877_850215.html

https://elpais.com/diario/1999/08/27/espana/935704818_850215.html

http://www.alicantevivo.org/2008/11/benifallm-muertes-en-la-masa.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Una idea sobre ““Las Vaquerizas”: el triple crimen en una masía de Benifallim”